16/10/2008

Biografía científico El Dr. Francis S. Collins

Es médico genetista y el director del National Human Genome Research Institute (NIH, Instituto Nacional para la Investigación del genoma Humano) Desde ése papel supervisa uno de los proyectos más ambiciosos de la ciencia moderna: Ordenar y clasificar todo el mapa genético humano, meta que se dio por alcanzada en el año 2005.
Francis Collins nació en una pequeña granja en el Virginia, Estados Unidos, el 14 de Abril de 1950. Al terminar la escuela preparatoria, a los 16 años, Collins tenía la decisión de ser un químico. Con el tiempo, fue perdiendo interés en la biología ya que lo perturbaba la idea de la imprevisibilidad y el aparente caos.
En la Universidad de Virginia, el continuó evitando la biología, prefiriendo concentrarse en la química y la física. Después de graduarse con honores en Virginia, comenzó a preparar su doctorado en física y química en la Universidad de Yale.
El científico
En Yale se enroló en un postgrado en bioquímica y tuvo su primer encuentro con el DNA (ácido desoxirribonucleico) y el RNA (ácido ribonucleico), las moléculas que transportan el código de la vida.
Fascinado en medio de una incipiente revolución de la ciencia genética, Collins comenzó a reconsiderar la elección de su carrera, y a buscar la forma de aplicar sus conocimientos científicos en beneficio de los seres humanos.
Mientras aún trabajaba sobre su proyecto doctoral en física y química, se inscribió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte. Allí se encontró con el campo de la genética médica, concretando así uno de sus sueños.
Después de completar su Residencia en Medicina Interna en Chapel Hill, Carolina del Norte, regresó a Yale para un encuentro sobre genética humana. A partir de allí comenzó a ser reconocido y a escalar posiciones dentro de los claustros académicos. De Yale pasó a la Universidad de Michigan, ya como investigador reconocido por sus pares.
En Yale y Michigan trabajó en la búsqueda de marcadores genéticos que estarían relacionados con la aparición de ciertas enfermedades.
En 1989 se vieron los primeros frutos notables. Junto a Lap Chee Tsui y Jack Riordan, del Hospital Infantil en Toronto, Canadá, identificaron al gen de la fibrosis quística. Del trabajo del mismo grupo, surgió en 1990, la identificación del gen de la neurofibromatosis, y en 1993, “después de la más larga y frustrante búsqueda en los anales de la biología molecular” Collins y compañía localizaron el defecto genético causante de la enfermedad de Huntington.
Francis Collins ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales por su trabajo de investigación y es miembro del Institute of Medicine (Instituto de Medicina) y la National Academy of Sciences (Academia Nacional de Ciencias), consideradas la elite del conocimiento médico y científico mundial.
Su propio laboratorio, no cesa en sus aportes sobre el estudio de la biología molecular de las enfermedades, como el cáncer de mamas, el cáncer de próstata y la diabetes.
En 1993, el Dr. Collins, aceptó la invitación para suceder a James Watson (Watson y Crick son los descubridores del modelo de doble hélice helicoidal del ADN) como director del National Center for Human Genome Research (Instituto Nacional para la Investigación del Genoma Humano) en el National Institute of Health (Instituto Nacional de Salud) de Estados Unidos. Desde ese rol, Collins ha supervisado por más de 15 años un multimillonaria inversión en un esfuerzo por localizar y mapear cada gen del ADN humano.
Muchos consideran que ésta es la empresa más importante de la historia de la ciencia. Actualmente el proyecto está funcionando adelante del tiempo e incluso por debajo del presupuesto proyectado.
El 26 de junio de 2000 el Dr. Collins anunció la terminación de un primer bosquejo del genoma humano.
"Cuando se completen los detalles, comprenderemos la función exacta de cada gen. Estos descubrimientos rendirán beneficios inimaginables en la lucha contra los defectos congénitos, enfermedades hereditarias y otras".
El hombre
Para llegar a este punto, Collins ha sido un trabajador infatigable, activo hasta la exasperación de sus compañeros. Consejero del ex presidente Bill Clinton, trabaja 100 horas semanales (14 horas diarias, 7 días a la semana) y viaja en un mes lo que cualquier ciudadano medio de un país desarrollado viaja a lo largo de toda una vida. Pero la pasión que pone en el Proyecto Genoma no le ha impedido criticar con dureza sus aspectos negativos. No esconde sus temores acerca de la mal utilización que el hombre pueda hacer de la ciencia.
Pero lo que hace que este gran científico esté incluido en “Biografías” como una de las personalidades trascendentes en la historia de la Iglesia, es que Collins, descubridor del genoma humano, es un hermano en la Fe.
Francis Collins fue ateo hasta los 27 años, cuando siendo un joven médico le llamó la atención la fuerza de pacientes que en vez de quejarse a Dios, usaban su fe como fuente de fuerza y consuelo.Tras leer “Mere Christianity” (Mero cristianismo) del protestante C. S. Lewis (el autor de "Las Crónicas de Narnia"), volvió su corazón a Dios.
Francis Collins confiesa en su libro “El lenguaje de Dios”, que el descubrimiento del genoma humano le permitió vislumbrar el trabajo de Dios.Reivindica que hay bases racionales para un Creador y que los descubrimientos científicos llevan al hombre más cerca de Dios.Collins explica que cuando da un gran paso adelante en el avance científico es un momento de alegría intelectual; pero es también un momento donde siente cercanía con el Creador en el sentido de estar percibiendo algo que ningún humano sabía antes, pero que Dios sí conocía desde siempre.El científico considera que los milagros son una “posibilidad real” y descartó que la ciencia sirva para refutar la existencia de Dios debido a que está confinada al mundo “natural”.Collins se une así a una línea de científicos cuyos descubrimientos han contribuido a reafirmar su fe.
En NoticiaCristiana.com

Osvaldo Torres

pastorosvaldotorres@hotmail.com

ESPERO ME ESCRIBAS PARA BENDECIRTE